Blog económico financiero de Grupo Choice

Día Nacional de la Educación Financiera

Dia de la educacion financieraEl 5 de octubre se celebra en España el día de la Educación Financiera. Desde EFPA – Europa y desde EFPA- España hemos reiteradamente defendido la necesidad de la educación financiera.

Básicamente, para tener cultura financiera hay que recibir una educación en esa área. Y siguiendo el DRAE, cultura es “el conjunto de conocimientos que permite a alguien desarrollar su juicio crítico”. Y si algo ha faltado estos años ha sido “juicio crítico”, juicio para elegir inversiones y saber diferenciar el grano de la paja, criterio para llegar a situaciones de sobreendeudamiento que no han podido ser resueltas.Y podríamos seguir.

Por eso, cuando nos plateamos la necesidad de cultura financiera, y por tanto de educación financiera, hay que seguir una serie de pasos en esa formación, una serie de preguntas que hay que saber responder.

1.- ¿Por qué ahorrar? Aunque parezca ilógico, mucha gente se plantea por qué ha de ahorrar, por qué ha de renunciar al consumo (y satisfacción inmediata) y ahorrar un dinero. Y en eso quizás tiene que ver el entorno global económico en el que hemos vivido. Y me remito a esta conferencia del año 2013 ¿Perjudica el estado del bienestar la cultura del ahorro? (ver vídeo).Hay que tener claro que si no ahorro, mi capacidad de compra o consumo estará limitada. Y lo que no ahorre hoy voluntariamente, quizás deba ahorrarlo después de forma forzosa, para devolver mi endeudamiento.

2.- ¿Para qué ahorrar? Hacer el esfuerzo de ahorrar es duro, pero lo es mucho más si no tenemos un objetivo. Y eso se llama planificar cuales son nuestros objetivos y luego valorarlos desde un punto de vista financiero. ¿Quiero comprarme un coche? ¿Quiero comprarme una casa? ¿Quiero irme de viaje? La planificación personal es algo necesario. Y su reflejo financiero también.

3.- ¿Cómo ahorrar? En las encuestas de EFPA-España nos encontramos altos porcentajes de ciudadanos que dicen que “no pueden ahorrar”. Pero muchos de ellos no tienen un control detallado de en qué gastan su dinero. Ideas generales sí,pero no el detalle que permita saber dónde se puede/debe recortar y donde no.  Y la cultura financiera es eso: controlar para luego gestionar. Y hay que reconocer que al pequeño ahorro del día a día no se le ve el fruto inmediato, pero si se acumula las cifras son relevantes. Un paquete de tabaco diario son solo 5 €. Pero al año son más de 1.800 €. Y eso sí que parece más significativo.

4.- ¿En qué invertir el ahorro? Hay quien cree que cultura financiera es saber de mercados y vehículos de inversión. Y esto es importante, pero no lo mas importante. Tener una idea más o menos profunda de que es renta fija y variable, como actúan los mercados, qué es un fondo, o qué es un préstamo es importante. Pero una idea que no ha de convertir a todo el mundo en un experto. Igual que todos tenemos ideas generales de salud (fumar es malo, el deporte con medida es bueno,…) pero no aspiramos a ser médicos).

5.- ¿Cuál es el riesgo? Es difícil asumir un riesgo cuando no se conoce. Y en los mercados de inversión, si se quiere rentabilidad para el ahorro, hay que asumir un riesgo. Mayor o menor, pero hay incertidumbre y riesgo. Y el ciudadano ha de saber dónde está ese riesgo, como se genera, y qué riesgo quiere y puede aceptar en cada momento de su ciclo vital.

6.- ¿Cómo tener información? Si no somos expertos, vamos a necesitar a alguien que nos ayude a entender, en profundidad, como debemos gestionar nuestro ahorro. Y ahí aparece la figura cada vez más relevante del asesor financiero. Alguien que no decide por nosotros, sino que nos da información, nos explica el vehículo de inversión, la liquidez que comporta y como se alinea con nuestros objetivos personales, nos advierte de los riesgos que estamos asumiendo, y todo ello para que podamos decidir con ese juicio crítico que supone tener cultura.

Y la pregunta que hace la gente de la calle es ¿Y cómo formarme? ¿Cómo acceder a esa cultura financiera?

Hace ya 3 años, en el Congreso de EFPA-España en Valencia, uno de los ponentes nos explicaba los planes de formación financiera escolar en Escocia. Y era de envidiar. La educación financiera forma parte del curriculum escolar, y asegura que, al final de la etapa de formación básica tuvieran una serie de conocimientos que les permitieran manejar sus finanzas personales de una manera correcta.

Y en esta línea, los asesores acreditados de EFPA-España colaboran con distintos gobiernos autonómicos en los planes de formación financiera escolar. Y EFPA-España ha puesto en marcha su programa de Educación Financiera, dirigido a colectivos de adultos. Quizás porque, como algunos decimos, no podemos esperar 20 años a que los jóvenes de ahora lleguen a ser ahorradores/inversores. Nuestro objetivo es que los asistentes puedan, al final de las sesiones de formación, poder si no responder a todas las preguntas, si haber iniciado un camino que les permita poner los primeros ladrillos de su cultura financiera. Y la experiencia que acumulamos ya de las diferentes sesiones a lo ancho de España nos indica que vamos por el buen camino.

Así que ¡FELIZ DÍA DE LA EDUCACIÓN FINANCIERA!

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*