Blog económico financiero de Grupo Choice

Los 6 ratios que el banco analizará de nuestra cuenta de resultados

mirarconlupaEn estos días las entidades financieras comienzan a solicitar los avances de cierre del ejercicio 2015. Y van a centrar su análisis, por ahora, en unos pocos ratios.

Tras colaborar con muchos departamentos de riesgo de entidades, hemos seleccionado 6 ratios básicos, centrados sobre todo en la cuenta de explotación, y comunes a varias entidades. Y es bueno tenerlos calculados a priori, para que cuando nos sentemos con nuestra entidad sepamos evaluar nuestra posición y preparar nuestros argumentos.

1.- ROA

Es la notación inglesa del concepto de Rendimiento de los activos (Return on assets). Su valor es Beneficio antes de intereses e impuestos/ Activo total Neto (EBIT/ATN). Es el rendimiento que hemos obtenido de nuestros activos, independientemente de la forma en que hayan sido financiados. Por eso se calcula antes de los pagos de intereses.

El Activo Total Neto es en valor igual al Pasivo total. El activo ha de retribuir al pasivo y cada pasivo tienen un coste, explícito o implícito Y por lo tanto el valor del ROA deberá ser superior al “coste del dinero”, en una expresión genérica. Pero ese coste del dinero deberá tener en cuenta todo el coste de nuestro pasivo. Y los préstamos tienen un coste explícito, pero los capitales propios tiene un coste (el dividendo esperado) y los proveedores también tienen un coste implícito (ver “coste de capital, coste de financiación y decisiones de financiación).

Pero en este punto las entidades en lo que se van a fijar es en el coste de financiación, el tipo medio al que las compañías (PYMES o GRYMES) se están financiando. Y a unas les va a exigir más que otras, porque diferentes son sus posibilidades de acceder al mercado con mejores o peores precios. Sí, a las PYMES les va a pedir más que a las medianas y grandes empresas. Además, eso va a dar ya una idea de la capacidad de abordar la carga financiera que han de soportar.

Desde un punto de vista de análisis financiero, siempre se ha dividido este concepto en dos partes:

formula-analisis-finanzas

Al primer concepto lo definimos como margen: beneficio que obtenemos sobre las ventas, y al segundo como rotación, cuanto activo necesitamos para generar esas ventas. Estos dos conceptos acaban definiendo nuestro negocio: somos un negocio de margen o un negocio de rotación. Y el ejemplo típico es si somos “El Bulli”, un negocio de margen, o McDonalds, un negocio de rotación. Y hemos de tenerlo claro, porque en una entrevista con el analista del banco debemos poder defender por qué los datos que tenemos son los que son. Definirnos como negocio de margen (o de rotación) cuando los números no son coherentes, va a llevar a desconfianza.

2.- El ROE

Es la notación inglesa del concepto de Rentabilidad de los capitales propios (Return on equity). Su valor es Beneficio antes de impuestos/ Fondos propios (EBT/FP). Son los beneficios que vamos a poder presentar a nuestros socios (incluido Papá Estado), y aquí la estructura de financiación sí que pesa, y por ello se han deducido las cargas financieras. Está claro que su valor va a estar definido por lo qué esperan nuestros accionistas de la compañía,. Y no van esperar, simplemente el precio del dinero, sino que van a añadir su “prima de riesgo” particular.

En el caso de las PYMES, el banco va a tener en cuenta la implicación de los accionistas en la empresa. No es lo mismo que trabajen en ella a que sean meros capitalistas. Los primeros se juegan todo (su capital y su retribución como trabajador). Los otros, solo su capital, que siempre buscará la mejor opción de rentabilidad – riesgo. Y por tanto si hiciera falta una ampliación de capital, cuando hay un ROE bajo, unos estarán más dispuestos que otros a “arrimar el hombro”.

Este valor, usado indebidamente, es el que ha llevado a los grandes apalancamientos. Pensemos que una sociedad hipotética con capital Ø y todo su pasivo formado por endeudamiento con terceros, tendría un ROE infinito. Pero la deuda hay que devolverla y supone riesgo. Y ese riesgo de no generan suficientes fondos o de no renovación al vencimiento ha traído los frutos que ya conocemos. O sea que, cuidado, no siempre un ROE muy alto es lo más deseable.( ver “liquidez, ROA, ROE y factor de apalancamiento”).

3.- El ROS

Es la notación inglesa de Beneficio Neto sobre ventas (Return on sales). Aquí ya hablamos del Beneficio final, tras la carga fiscal. Se considera que hay una relación directa entre el beneficio de la compañía y su actividad definida por las ventas, y se evalúa a través de BN/Ventas .Si crecen las ventas pero no el beneficio, está claro que la empresa tiene un cierto nivel de crisis operativa. Por lo tanto si se compara la evolución en varios años, una bajada de ventas puede tener un ROS creciente, y viceversa. Y una supone una buena gestión en la crisis, y otros una peor gestión a pesar del aumento de ventas.

4.- El CASH FLOW DE EXPLOTACION (EBIDTA)

Las entidades intentan ver la capacidad del EBIDTA (beneficios antes de amortizaciones, intereses e impuestos) para cubrir las obligaciones financieras en dos ítems, uno referido al principal y otro a la carga financiera, o sea, los intereses.

a.- Deuda a largo plazo / EBIDTA: Da una idea de la capacidad de generación de fondos anual, y de cuantos años son necesarios para la devolución de la deuda. Está claro que si la madurez de la deuda es, por ejemplo, de 5 años y este ratio da un valor de 7, esto va a comportar necesidades de refinanciación o búsqueda de financiación adicional.

b.- EBIDTA / carga financiera: Evalúa la capacidad de la empresa para cumplir con los pagos de intereses. Lógicamente, si es menor que 1 la situación es muy difícil. Y a mayor valor, mayor tranquilidad para la entidad

5.- NECESIDADES DE CAPITAL DE TRABAJO

Este ratio relaciona las NOF (Necesidades Operativas de Financiación) con las ventas, mediante el valor NOF / Ventas. Como sabemos, las NOF incorporan las inversiones y financiaciones más ligadas a la actividad (Existencias + Clientes – Proveedores). Ver “el control de las NOF: una necesidad. El crecimiento de las ventas genera, por su propio concepto, un incremento en los factores incorporados en las NOF. Y una comparativa de los últimos años puede indicar si el crecimiento (o decrecimiento de la compañía) ha venido unido a una mejora o deterioro en la gestión de esas partidas. Pensemos que para la entidad, un aumento de este ratio implica que va a haber un saldo neto de activo mayor y más necesidades de financiación, lo que implicará mayor riesgo con el cliente, que no olvidemos que somos nosotros.

6.- RIESGO OPERATIVO Y RIESGO FINANCIERO

Es un análisis final de la sensibilidad de nuestra cuenta de resultados a variaciones en costes operativos o en costes financieros. Se evalúa qué variación en los costes operativos o en los costes financieros nos haría incurrir en pérdidas. Y está claro que no es lo mismo poder soportar solo un 1% de variación en costes que poder soportar un 10%.

Ya hemos revisado los 6 ratios básicos. Debemos recomendar que antes de sentarnos con nuestras entidades los calculemos, los analicemos, preparemos los argumentos de defensa o de ataque para que la imagen de nuestra compañía se vea lo más mejorada / lo menos perjudicada posible.

Y no lo olvide: Si Usted no los calcula, el banco sí lo hará– Y quizás no tome en cuenta todos los argumentos justificativos que a nosotros nos pueden interesar.

1 Comentario en Los 6 ratios que el banco analizará de nuestra cuenta de resultados

  1. Samuel Flores González // 16 Marzo, 2016 en 17:24 // Responder

    Excelente articulo, muy ilustrativo

1 Trackbacks & Pingbacks

  1. Los 6 ratios que el banco analizará de nuestra cuenta de resultados – Blog de Isabel M. Campoy, Un blog sobre empresa

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*