Blog económico financiero de Grupo Choice

El informe de CIRBE y el endeudamiento en la empresa

cirbeÚltimamente aparece mucha información referida a endeudamiento, endeudamiento desintermediado y el impacto en el informe de CIRBE (Central de Información de Riesgos del Banco de España), al que nos referiremos por su nombre habitual de “La CIRBE”. Y muchas empresas nunca han solicitado visto su CIRBE. Así que vamos a analizarlo un poco.

¿De dónde salen los datos de la CIRBE?

Todas las entidades financieras (bancos, cajas y cooperativas de crédito) tienen la obligación de enviar mensualmente, antes del día 10, la situación de todas las posiciones acreedoras que mantienen con sus clientes, sean personas físicas y jurídicas. Los Establecimientos Financieros de Crédito (EFC), que son las entidades que se dedican a realizar operaciones de crédito en un ámbito muy específico: ‘leasing’ (arrendamiento financiero con opción de compra), ‘factoring’ (cesión de una cartera de créditos), crédito al consumocrédito hipotecario, tarjetas, avales… envían su información trimestralmente. Tanto unas como otras están reguladas y supervisadas por el Banco de España.

¿Qué datos se informan?

Se informan tanto los riesgos directos (préstamos, créditos, arrendamiento financiero, bonos u obligaciones de empresas,…) como los riesgos indirectos (avales, afianzamientos, garantías personales y cualquier persona o empresa que la entidad haya tenido en cuenta para la asunción del riesgo).

Si bien la norma general es informar de los riesgos superiores a 6.000 €, muchas entidades facilitan todos los riesgos superiores a 1.000 €. Y por eso  podemos encontrar  una financiación que sea el saldo de una tarjeta de crédito de la empresa (o el particular) si el saldo supera los mil euros.

Además la entidad va a indicar si el riesgo es solidario o colectivo con otros, a efecto de responsabilidad, si hay garantías y si ésta es de tipo real (básicamente hipotecas u otros derechos sobre bienes reales), de la clase de riesgo (si es comercial a más o menos de 1 año, financiero a más o menos de 1 año, leasings, avales, créditos documentarios y otros).

Y por último va a informar de la situación de morosidad de la deuda: sin incidencia o cuotas con menos de 3 meses, con cuotas vencidas  más de 3 meses; con alguna cuota a más de 39 meses o de cliente en quiebra o concurso y deuda sujeta ya a convenio de creedores.

Sin duda, una radiografía exhaustiva de nuestra situación con entidades.

Y los datos ¿Son fiables?

Los datos que se presentan son de un alto nivel de fiabilidad, pero no son siempre exactos por varios temas

1.- Algunas entidades no reflejan el endeudamiento con la debida diligencia, y puede ser que no aparezcan posiciones que se mantienen con entidades. No es lo más habitual, pero ocurre.

2.- Algunas entidades tienen como práctica no dar de baja algunas líneas de financiación comercial, sobre todo de descuento de efectos, por si el cliente algún día quiere volverla a utilizar. Y así podemos encontrar una línea de descuento que ignorábamos que se tenía y que sin embargo figura en la CIRBE. Lógicamente, con la puesta en marcha de Basilea III, este error / práctica ha de tender a desaparecer.

3.- Algunas entidades “preconceden” a sus clientes líneas de financiación (“tiene Ud. disponibles 30.000 €”) que luego aparecen como “Riesgo dinerario disponible” aunque no se haya firmado nada.

4.- Sobre todo en grupos de empresas, cuando alguna de ellas avala a otra, se da la situación que una entidad puede tener la tendencia de “sumar riesgos”, y así un riesgo de 100.000 €, avalado por 2 compañías en un grupo, se convierte en un riesgo de 300.000 €: 100.000 de riesgo directo y 100.000 € de riesgo indirecto en cada uno de los garantes. No es un error de información, pero ha de tenerse previsto

5.- En el caso de haber aceptado de un proveedor un factoring sin recurso, encontraremos en el CIRBE como deuda con una entidad (con la que quizás ni trabajamos) las facturas que el cliente haya anticipado a través de esa entidad, porque el banco entiende que tenemos una deuda con él.

¿Qué sabe un banco de otro?

Mensualmente la Central de Información de Riesgos (CIR) comunica a las entidades información agregada sobre los riesgos en el sistema, de los titulares que tienen declarados. Pero son datos solo agregados de todas las entidades. Por eso, cuando se empieza a trabajar con una entidad, se solicita firmar una autorización para poder solicitar en nuestro nombre una CIRBE detallada, entidad a entidad, igual a la que se recibe cuando una persona física y jurídica la solicita.

¿Cómo se puede pedir?

Yendo directamente a las oficinas del Banco de España o a través de la web del BdE.

Y con todo esto ¿Cómo queda el endeudamiento con el shadow banking?

En una definición simple, nos referimos a shadow banking cuando hablamos de todas aquellas empresas de financiación / inversión que quedan fuera del control del Banco Central del país, y de la normativa que se aplica a las entidades financieras. Y a día de hoy aquí cabrían desde las empresas de financiación a las compañías de Crowd lending.

Muchas de ellas utilizan como argumento de marketing: “Sin impacto en su CIRBE”. Y efectivamente es así. Y algunas deducen de ahí que con la utilización  de sus servicios la capacidad de financiación bancaria queda mejorada o inalterada.

Si hace pocos días hablábamos de la necesidad de transparencia en la relación con las entidades (ver “además de ratios que esperan las entidades) hemos de pensar que el uso del shadow banking para evitar que esa información se conozca es un error.

¿Se puede esconder financiación por usar el shadow banking? Claramente, no. Y además su ocultación va a  suponer una quiebra de la confianza de la entidad.

Pensemos en un particular o un autónomo. No han de presentar balances sino meras declaraciones de bienes y deuda. Y pueden pretender no poner de manifiesto las financiaciones obtenidas a través de shadow banking. Pero cuidado: la entidad puede pedir información sobre “otras financiaciones no bancarias”. Y no poner ahí los datos reales puede llevar a la aplicación de cláusulas que prevean una amortización anticipada de la financiación.

Y ahora pensemos en una sociedad. La entidad, además del pool bancario, para su comparación con la CIRBE, va a pedir los balances. Y ahí va a encontrar, en la declaración del IRS, las partidas referidas a “Otros pasivos financieros”, sean a corto o a largo plazo. Y va a preguntar que son. Y una cosa es “no decir” y otra “mentir”. Y por lo tanto, la deuda financiera, esté o no en CIRBE, va a aparecer.

Creemos que ahora la CIRBE ya no debe ser una desconocida, y el shadow banking no es una vía donde se puede esconder el endeudamiento financiero.

2 Comentarios en El informe de CIRBE y el endeudamiento en la empresa

  1. Interesante contenido y muy clarificador, pero ¿qué pasa con la falta de rigurosidad de algunas entidades a la hora de comunicar los riesgos de un cliente?. Me refiero a esas situaciones, que ya apuntas en tu artículo, de errores de las entidades a la hora de comunicar el pasivo de un cliente y que puede tener como consecuencia la denegación de una financiación por una entidad distinta. ¿cabe pedir rectificación directamente al CIRBE?. ¿Cuál es la forma más rápida de regularizar lo anterior?
    Gracias

  2. Como todo registro de datos personales, en España existe el derecho a la rectificación de datos. El mismo Banco de España prevé el acceso por vía WEB http://www.bde.es/clientebanca/es/areas/Central_de_riesg/Como_se_puede_ac/Derecho_de_rectificacion.html

    Otra alternativa es que te dirijas a tu oficina del banco o al Servicio de atención a clientes de la entidad que tenga el error, pidiendo la rectificación. Y si no te hacen caso, pues ir al BdE. O todo a la vez
    Ten en cuenta que las entidades mandan los datos hasta el día 10 del cierre del mes anterior. O sea, el 10 de mayo recibirán los datos de Abril. Y las actualizaciones de datos publicados se demoran casi un mes. Es decir hoy día 26 de abril los datos que te darían son de cierre de febrero.Así que si tines a mano el escrito con el que has reclamado, puedes mostrarlo a alguna entidad para que tengan en cuenta que “el error se subsanará”
    Si tienes más dudas, ya sabes. Saludos

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*