Blog económico financiero de Grupo Choice

Si hubiera más educación financiera, quizás…

mas educacion financieraHace unos días, publicaba un artículo en un periódico sobre la necesidad de la educación financiera (ver entrada anterior “La necesidad de la educación financiera”). Y ya comentaba la envidia que me producía ver que desde 2008 en Escocia es obligatorio, en el currículum escolar, la educación financiera. Claro, a los 20 años un ciudadano escocés sabe bastante de estos temas, y es más difícil engañarle o venderle humo. Problemas de espacio no me permitieron colocar en ese artículo todas las cosas que, quizás, con mayor educación financiera, no nos encontraríamos hoy en España. Y es que haciendo una lista, llegue a encontrar hasta 20 conceptos (y ya paré). La verdad es que el debate entre representantes de los partidos políticos sobre economía del pasado domingo, de cara a las elecciones, me animó más. O sea, pasé del desánimo del debate al ánimo por denunciar ciertos temas. Así que ahí van, y completen Ustedes los que yo he obviado.

1.- Si hubiera más educación financiera, quizás… la gente entendería que lo que gana, su renta se dedica en primer lugar a pagar impuestos, que ya nos quitan en la nómina, y lo que queda es lo que podemos decidir libremente si lo consumimos o lo ahorramos. Y si no sé en qué gasto el dinero, el día que tenga que recortar no sabré por dónde empezar. Y que hacerme un presupuesto de ingresos y gastos puede ser útil. Quizás por eso un 61% de los españoles dice que “no puede ahorrar”.

2.- Si hubiera más educación financiera, quizás… sabría que el sueldo que se recibe en mano viene a ser un 80% (o menos) del sueldo real (hay que quitar los impuestos y la seguridad social para cubrir las pensiones) pero que la empresa ha de poner un 32% más. O sea que si gano 1000, solo recibo 800 pero mi coste es de 1320. Y lo que produzca para mi empresa ha de ser más de 1.320.

3.- Si hubiera más educación financiera, quizás… entendería que quien gasta más de lo que ingresa se ha de endeudar, y esa deuda hay que devolverla con ahorro futuro, que ahora no será voluntario, sino forzoso, porque he de pagar la letra del coche o la hipoteca. Y por tanto podré consumir menos. Tener deuda quita libertad.

4.- Si hubiera más educación financiera, quizás… habría más pisos alquilados y menos comprados, porque si me comprometo a pagar una deuda durante 30 años, como se ha hecho cuando se firma una hipoteca, debo asegurarme que durante esos 30 años tendré ingresos suficientes para hacerle frente. ¡30 años!. Debo ahorrar de forma obligatoria, reduciendo quizás mi consumo, por la obligación que asumí.

5.- Si hubiera más educación financiera, quizás…pensaríamos que nuestra vida personal supone una serie de aspiraciones y deseos: tener un coche, viajar, llevar a los niños a un buen colegio, vivir en un piso en propiedad… y al final poderme jubilar llevando un nivel de vida según mis expectativas. Y eso exige un esfuerzo económico que he de planificar. Y eso exige ahorro, porque las cosas no caen por la chimenea.

6.- Si hubiera más educación financiera, quizás… sabríamos gestionar mejor nuestra tarjeta de débito y nuestra tarjeta de crédito, y no estirar más el brazo que la manga. Y habría menos teléfonos de última generación que se nos llevan por delante un ahorro que a veces no tenemos . España es líder europeo en penetración de smartphone, a pesar de “la crisis”.

7.- Si hubiera más educación financiera, quizás…sabríamos que hay que tener un fondo de emergencia ahorrado para cualquier incidencia que tengamos, y habría menos créditos rápidos a precios insultantes.

8.- Si hubiera más educación financiera, quizás… sabríamos calcular el coste de un préstamo, de una tarjeta de crédito o de un préstamo rápido, y como impactan las comisiones y los gastos, y los teóricos intereses Ø que esconden costes brutales.

9.-.- Si hubiera más educación financiera, quizás…tendríamos más espíritu crítico, leeríamos más la letra pequeña o tendríamos la valentía de decir “No lo entiendo, vuélvamelo a explicar”. Y no nos callaríamos pensando que “la ignorancia me protegerá, y luego podré protestar”

10.- Si hubiera más educación financiera, quizás… sabríamos que nadie vende duros a 4 pesetas, y que si hoy el mercado da un 0,5%, quien me ofrece un 7%, con sellos, inversiones mágicas o lo que sea, o me está engañando o me está poniendo en un riesgo que quizás no quiero/ no debo/ no puedo asumir.

11.- Si hubiera más educación financiera, quizás…más de un emprendedor hubiera hecho números antes de tirarse a la piscina, `para ver cuánto necesitaba, cuanto iba a generar y si su negocio, por muy buena que fuera la idea, es viable económicamente o no.

12.- Si hubiera más educación financiera,quizás… entenderíamos que un impuesto diferido no es “no pagar impuestos”, sino pagarlo más tarde. Y que no pagar ahora por un fondo de pensiones es tener que pagarlos cuando se recupere. Igual que hoy me puedo deducir la Seguridad Social de la nómina en el IRPF, pero cuando cobre la pensión pagaré IRPF.

13.- Si hubiera más educación financiera, quizás… pensaríamos que el ahorro no es un pecado ni una herejía protocapitalista, sino una buena práctica, y necesaria para ser independiente (eso sin hablar de lo que implica para la economía en general). Y quizás nos plantearíamos cómo la alcaldesa de una gran ciudad española dice, con orgullo, que con 42 años, solo ha ahorrado 2.500 €. Y que penalizar fiscalmente el ahorro no anima mucho al ciudadano de a pie. porque quien ahorra es más libre que quien no quiere/no puede ahorrar.

14.- Si hubiera más educación financiera, quizás…nos dolería aún más la escena de aquella chica en Cádiz que pedía que la ayudaran, a ella y a sus hijos, diciendo “Kichi, nos prometiste acabar con la crisis”. Nos dolería por la chica (terrible) y por quien prometió algo imposible pero que algunos se creyeron, por ignorancia.

15.-Si hubiera más educación financiera, quizás… nos plantearíamos qué tiene de bueno y de menos bueno la globalización, y nos preguntaríamos, entre compra solidaria y compra solidaria, porque somos solidarios, como podemos comprar en grandes cadenas una camisa por 6 € o una camiseta por 3 €, hecha en el Sureste Asiático, y cuanto puede haber cobrado quien lo ha hecho, si contamos la tela, el transporte, el gasto del local donde compramos, vendedor incluido y lo que han ido ganado cada uno en los diferentes pasos.

16.- Si hubiera más educación financiera, quizás… sabríamos analizar qué ha ganado y qué no ha ganado España y la economía de cada ciudadano por estar en el euro, para poder tener un juicio claro cuando algunos hablan sobre si hay que salir o no.

17.- Si hubiera más educación financiera, quizás… sabríamos analizar el impacto de la economía colaborativa, sus ventajas y problemas, y que supone que un señor acabe de trabajar su jornada laboral  y se ponga a hacer un Ubber, y cuál es el posible impacto ( u ocultación ) fiscal y laboral.

18.- Si hubiera más educación financiera, quizás…lograríamos que los políticos, como en el Reino Unido, se dirigieran a nosotros como “tax payers”, pagadores de impuestos, y que nos justifiquen y digan de donde va a salir el dinero (en detalle, no en las cuentas del Gran Capitán), como se lo van a gastar y como va a impactar a cada uno.

19.- Si hubiera más educación financiera, quizás… nos plantearíamos de dónde sale el dinero de las pensiones, a dónde va, que nos puede quedar en el futuro y como vamos a cubrir la diferencia entre lo que querríamos tener y lo que parece que tendremos. Porque si dependemos solo de la pensión pública, perderemos libertad de actuación. Y por eso habrá que ahorrar.

20.- Si hubiera más educación financiera, quizás…veríamos que los puestos de trabajo los han de crear empresarios o emprendedores, personas que se juegan su patrimonio, y a los que si sale bien les avisan que tendrán que pagar un montón de impuestos, y si sale mal no le darán ni las gracias. Y que si a ese empresario nadie le asegura que su negocio va a funcionar los próximos 10 años hay que darle la posibilidad de “plegar velas” , coste social incluido, de una manera racional. Como decía una gran persona “Ningún empresario contrata a un trabajador que no necesita, ni despide a un trabajador que necesita”, salvo que el mercado le obligue.

Quizás por todo esto desde EFPA España hemos puesto en marcha el proyecto de Educación Financiera. O los asociados de EFPA- España colaboran, entre otros, en el proyecto EFEC de la Generalitat de Catalunya, de formación en los colegios. Pero la aspiración es mayor: que forme parte del currículum escolar. Aunque haya algunas voces que digan que eso traspasaría la responsabilidad de las decisiones financieras al ciudadano. Porque solo alguien formado es libre para decidir, y traspasarle la responsabilidad a Papá Estado es renunciar a esa libertad.

 

Lecturas recomendadas

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*