Blog económico financiero de Grupo Choice

La ignorancia puede ser útil… pero sale cara

ignoranciaNo hay duda que, desde el punto de vista político, mantener a la gente en la ignorancia puede ser útil. Grandes pozos de votos, básicamente autónomos y pensionistas, si son mantenidos en la ignorancia, son más fácilmente influenciables.

Y esta semana ha aparecido un tema que, como se basa en la ignorancia, está empezando a salir cara. El tema: Los pensionistas con más ingresos deberán pagar más por sus medicamentos. Este planteamiento, bastante racional, ha caído en un campo de incultura y ha generado todo un conjunto de reacciones que nos muestra la ignorancia financiera que hay en este país. Y una ignorancia de los afectados, los pensionistas, y de los no afectados.

Hay una presentadora de televisión, con un programa que se emite de 7 a 8 de la tarde, a la que ya varias veces la he oído decir “Es que esto lo pagamos dos veces2”. No tiene ni idea, pero crea opinión, y por cierto ninguno de los contertulios la corrige.

Vayamos por puntos. La idea básica es que la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Dolors Montserrat, quiere “ajustar” el copago farmacéutico para los jubilados que cobran pensiones más altas, en el tramo de renta que va de los 18.000 a los 100.000 euros.

No ha dicho que las rentas más bajas hayan de pagar más, sino que quien más gana ha de pagar más.

El art 31 de la CE dice que “Todos contribuirán al sostenimiento de los gastos públicos de acuerdo con su capacidad económica…”) sin que excluya a nadie, y menos a los jubilados.

Por otro lado, España es el país de Europa donde los pensionistas pagan menos por las medicinas. Y eso viene de un pacto histórico de la Transición (” La distinción proviene de los Pactos de La Moncloa, en 1978, cuando se les concedió a los pensionistas la exención del copago como compensación parcial en la negociación del aumento de las pensiones” asegura el economista Jaume Puig-Junoy, profesor de la Universitat Pompeu Fabra).

Nadie ha tenido la valentía de explicarle a los pensionistas, y a los futuros pensionistas, cómo funciona el sistema. Y claro esa ignorancia, útil cuando se asegura que “las pensiones no bajarán y están aseguradas” , y que de paso asegura el voto, sale cara cuando hay que explicar de dónde salen las pensiones y que puede hacerse con ellas

Y esa ignorancia lleva a que en las redes sociales haya gente hoy recogiendo firmas para que las pensiones no paguen IRPF.

Y es tan fácil como explicar que

1.- Las pensiones funcionan con un sistema de reparto Lo que hoy se recauda se usa para pagar las pensiones de hoy. Y si sobra dinero va a la “caja de las pensiones”. Y si falta pues se tira de esa caja, mientras haya dinero.

2.- Por ese mismo principio, las pensiones (como concepto) en el futuro siempre estarán aseguradas. Pero se asegura el “concepto”, no el importe. Lo que se cobre se repartirá. Pero si hay menos gente aportando y más cobrando, pues habrá que sacar el dinero de otra parte ¿De dónde? Pues de otros impuestos que pagaremos entre todos.

3.- El IRPF de las pensiones supone un impuesto diferido. Cada uno de nosotros, al pagar el IRPF, nos deducimos como gasto lo que hemos aportado a la Seguridad Social para las pensiones en nuestra nómina. Y lo que no hemos pagado ahora lo pagaremos en el futuro al “rescatarlo”. Igual que pasa con los fondos de pensiones.

4.- No hay que confundir pensiones con rentas de los pensionistas. Hay algunos que, efectivamente, solo tiene como ingreso su pensión. Pero hay otros, muchos, que tienen otros ingresos, derivados de su ahorro en su etapa activa, ya sean fondos de pensiones, inmuebles alquilados o dividendos y rentas. Y renta es renta, y según la renta de cada uno debemos ser tratados, seamos activos o pasivos.

5.- Siempre se puede matizar el coste de medicamentos en pacientes crónicos, o de enfermedades especiales. Pero siempre partiendo de un principio de igualdad.

Solo con explicar esto, muchas de las declaraciones que la propuesta de la ministra ha generado no se habrían hecho.

La ignorancia, en este caso como en tanto otros, ha salido cara.

 

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*