Blog económico financiero de Grupo Choice

Entrega de orlas en la Universidad de Lérida

El pasado día 30 de junio, Francisco Marín, socio director de Grupo Choice, participó en la Universidad de Lleida en el acto de entrega de orlas a la promoción 2016-2017 del Màster en Comptabilitat, Auditoria i Control de Gestió. Francisco Marín es profesor en este Máster en el área de Gestión de Tesorería y cash-management.

Con la presencia de la decana de la Facultad de Derecho, Economía y Turismo, Francisco Marin impartió la Lección Final de este Máster a los nuevos titulados.

Los puntos relevantes de su lección fueron:

  1. Últimamente se dice que las finanzas son la parte fundamental de una empresa, por encima de cualquier otro departamento. Pero una empresa es el resultado de la actuación de distintas áreas, donde todas han de buscar la excelencia. Eso sí, como dijo el general Patton: “Mis soldados se pueden comer las correas del uniforme, pero mis tanques necesitan gasolina”. Y la gasolina de la empresa es la liquidez, que depende del área financiera.
  2. Los campos de actuación de los profesionales de auditores o controllers son cada vez más amplios y exigentes.
  3. El controller no ha de ser solo un “generador de Excel”. Ha de ser el radar de la compañía frente a posibles riesgos, preguntarse constantemente por cualquier dato anómalo y ponerlo de manifiesto. Una bajada de ventas ¿es porque nuestro producto pierde mercado frente a la competencia? ¿Es un problema de precio? ¿Es un problema de que hay un sustituto? Frente a un incremento de costes ¿Es estructural o coyuntural? ¿Solo afecta a la empresa o también a la competencia?
  4. La función del auditor va más allá de la mera contabilidad para entrar en el área de cumplimiento legal (compliance). Cada vez el entorno regulatorio es más exigente y debe de tenerse un gran cuidado en cumplirlo.
  5. La gestión financiera está cambiando, forzada por el avance tecnológico. Aparecen nuevos players, nuevas herramientas de financiación y nuevos sistemas de gestión. Eso sin contar el campo que se abre con la nueva normativa MIFID II, y la actuación como asesor financiero de los ahorradores/inversores.
  6. No hay que tener miedo de los robots. Ciertamente cada vez más se harán cargo de tareas, pero de las rutinarias. Se puede sustituir a un contable de anotaciones repetitivas, pero no al “contable” que asesora a la Dirección sobre la valoración efectiva del patrimonio de la compañía. Se puede analizar automáticamente los datos contables a efectos de auditoría, pero no se puede editar de la misma forma una evaluación final de una compañía. Y un robot puede recomendar, pero no decidir, la estructura financiera que un gestor quiere para su empresa.
  7. Y la mejor manera de protegerse es ¡formarse, formarse, formarse!.

Acompañamos algunas fotos del acto. Y felicidades a los nuevos titulados.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*