Blog económico financiero de Grupo Choice

El sobre de la hipoteca y la hucha de las pensiones

En estos tiempos se habla mucho de la hucha de las pensiones y de que se está quedando sin fondos. Y en muchos programas de televisión de gran audiencia este tema se utiliza para hacer chistes fáciles. Chistes que se dirigen a una población que, sin un conocimiento detallado del tema, crean un estado de opinión preocupante ¿Quién ha robado la hucha de las pensiones? ¿Dónde se han llevado nuestro dinero?

Así que vamos a intentar explicar un poco el tema, hablando del sobre de la hipoteca

Hablamos de una familia de clase media-baja, una pareja donde los dos trabajan con un sueldo digno, que les permite un cierto ahorro. Tiene dos hijos adolescentes y una pareja de gemelos más pequeños, fruto de un “error de cálculo”.

Un día deciden comprarse una vivienda, y contratan una hipoteca. La madre, una mujer previsora (las encuestas dicen que en temas de previsión familiar las mujeres influyen más que los hombres) decide tener un “sobre de la hipoteca”. En ese sobre pondrá cada mes, cuando cobren las nóminas; una cantidad fija para hacer frente a la hipoteca. Y como los dos primeros años la cuota será de 700 €, esa será la cantidad que colocará.

Al cabo de dos años, bajan los intereses y el pago de la hipoteca pasa a ser mensualmente de 690, luego 680, luego… Pero la esposa, previsora, sigue colocando 700 €,. Sabe que todo lo que baja, sube. El marido y los hijos mayores ven que en el sobre cada vez va quedando más dinero. Y empiezan a protestar ¿Por qué no lo usamos para unas vacaciones? ¿Por qué no me compran la Play Station más moderna? Pero la madre se mantiene inalterable. Ese sobre es solo para la hipoteca. Y los mayores intentan involucrar a los pequeños gemelos, que se enteran menos:” No vais de colonias por culpa de mamá”.”, Pero un día las cosas cambian. Suben los tipos de interés y la hipoteca sube a 680 €, 700 € …y a 720 € y 740 €. La madre, como ha sido la hormiga previsora, puede seguir poniendo cada mes solo 700 €, con lo cual el gasto habitual familiar se puede mantener. Pero cada vez el sobre de la hipoteca, el resto tras pagar la cuota , es más pequeño. Y un día se acaba.

En ese momento, la madre dice a la familia que la hipoteca está en 750 €, y que habrá que poner más dinero, detrayéndolo del gasto familiar. ¡Hasta ahí hemos llegado! El marido y los hijos la increpan ¿En qué te has gastado el dinero que había? ¿Quién nos ha robado el sobre de la hipoteca? Y la pobre madre tiene que oír que “Claro, por eso ibas tanto a la peluquería” y “A saber qué haces cuando vas con tus amigas”.

¿Les suena la historia? Es solo cambiar el sobre de la hipoteca por la hucha de las pensiones. Quizás alguien tenga que decir que “quien ha robado la hucha de las pensiones” son… las pagas extras de los jubilados.

Si hay algún dinero “finalista” en España, es decir dinero que se recoge con un fin único y determinado, es el dinero de las pensiones. Sale de las nóminas de los trabajadores y las cotizaciones de las empresas y va a parar al “sobre de las pensiones”. Se pagan las 14 pagas y si sobra, se queda ahí, por cierto con unas inversiones que han dado un fruto importante en los buenos tiempos de la renta fija, y lo que sobra se guarda. Y cuando durante 6 o 7 años ha entrado menos, se ha tirado de lo que quedaba en el sobre.

Decíamos en una entrada anterior que la ignorancia de la población puede ser rentable a corto plazo en un entorno de decisiones, incluso políticas. Pero a largo plazo pasa factura. Y es lo que nos está pasando. Lo más realista es preguntarse, como los buitres del “Libro de la selva”. “Y ahora ¿Qué vamos a hacer?” Que los políticos den una solución seria, y que cada uno vaya preparándose su sobre propio de ahorro.

Y que conste que partiendo del principio de que el dinero el Estado es ilimitado (¿?) algunos proponen subir las pensiones. Y seguro que muchos creerán que es posible y viable. Solo cabe pedirles cuentas claras y realistas. Y no vale, como decía el Gran Capitán: “Entre palas, picos y azadones, esto suma 100 millones”.

Lectura recomendada:

 

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*