Blog económico financiero de Grupo Choice

Conclusiones del encuentro digital en Expansión

Cuando hemos empezado a redactar este post, he pensado que me parecía al Presidente del Gobierno: dice que no va a y hacer una cosa, y luego la hace. Dijimos que no hablaríamos del rescate, porque todo el mundo hablaba, y hemos realizado un encuentro digital en EXPANSION, afortunadamente sobre preguntas y temas concretos, lo que hace que se divague menos.
Al pie figura el link a las preguntas y respuestas que se hicieron durante el tiempo que estuvo accesible. Como ofrecíamos nuestro correo, ya hemos recibido cuatro preguntas más, que hemos contestado. Y ahora solo queremos hacer un pequeño resumen de los principales temas planteados, y nuestra opinión.

  1. ¿Se abrirá el grifo del crédito por fin? El rescate no tiene nada que ver con que las entidades vayan a dar o no más crédito. Pesa más el cierre de los mercados, las exigencias de mayores previsiones en balances “muy tocados” y la presión de una mayor exigencia de capitalización. Las entidades que van a recibir el rescate lo hacen para poder tener un mínimo nivel de capital y poder, mínimamente, acceder a buscar liquidez al mercado.
  2. ¿Qué pasa si quiebra un banco y el Fondo de Garantía de Depósitos no llega? Por Ley, el FOGADE garantiza depósitos de los clientes. Cierto es que para garantizar esos depósitos en entidades con problemas de liquidez, indirectamente se haya utilizado inyectando fondos en esas entidades. Pero en los límites establecidos (100.000 € por cuenta y titular en cuentas corrientes y depósitos bancarios) está asegurado. Y el Estado buscaría los fondos necesarios donde los obtiene: en las entidades financieras. Y subiría al 3, al 4 o al 5 por mil las aportaciones. De hecho, ya se habla de hacer un FOGADE europeo en el futuro, que al dar confianza de los depositantes permitirá una mayor estabilidad
  3. Y si los depósitos están asegurados (en Bankia o Catalunya Caixa y similares) en los límites fijados ¿Qué pasa con los pagarés bancarios de Bankia, p.ej? Pues el rescate es una buena noticia para los tenedores de este tipo de títulos. Si el banco hubiera quebrado o ido a concurso de acreedores, la situación sería más compleja. Ahora, nada impide que se cumplan los compromisos en el corto (pagaré vencimiento Octubre 2012) o medio plazo (durante 2013). Más allá, el futuro está por escribir. Pero si el rescate logra sus objetivos (mayor solidez de balance, acceso al mercado de dinero) el riesgo a medio – largo plazo es hoy mucho menor que hace 10 días.
  4. ¿Y las preferentes? Pues no todas son iguales. Algunas incluso no son perpetuas. Pero no hay duda de que la expectativa de mucho ahorrador que con el señuelo de una buena rentabilidad y poca información detallada, se ha frustrado, pues ahora se encuentra con una pérdida importante del valor de su inversión. Y hay que estar atento a las ofertas de las entidades para distintos tipos de canje. Estas ofertas tienen una “ventana“ de tiempo. Y ofertas posteriores de canje pueden ser mejores, ser peores o ni siquiera existir.
  5. ¿Qué hacer con el déficit de formación financiera a nivel de ciudadano? Cuando uno no sabe, lo mejor es estudiar y/o asesorarse. Una solución es incluir en el plan curricular de ESO y Bachillerato la formación financiera básica. Que cualquier ciudadano sea capaz de entender un folleto de la CNMV y entender que quiere decir en sus avisos de riesgo. Y que cuando haya que tomar decisiones de inversión, se acuda a expertos independientes, que indiquen los pros y los contras de cada inversión.
  6. ¿Y sobre el corralito y las cuentas en el extranjero? Si alguien quiere abrir cuentas en el extranjero, es algo que se puede hacer sin problemas. Ahora bien, hacerlo por miedo a un corralito no tendría mucho sentido. El riesgo de corralito ya era bajo, y hoy es aún menor.
  7. ¿Tiene sentido invertir en bonos alemanes? La rentabilidad y el riesgo siempre van en sentido contrario. Si se quiere seguridad, se ha de estar dispuesto a cobrar un 1,2% durante los próximos 10 años. Todo depende de lo que cada uno quiera pagar por la seguridad. Tener una parte de la cartera invertida puede tener sentido. Tenerlo todo en bonos alemanes es similar a tenerlo en una caja fuerte. Seguro pero poco productivo.
  8. ¿Y si quiebra el banco donde tengo el plan de pensiones? En un plan hay tres elementos: la entidad financiera (el promotor), el gestor y el depositario. Los activos en los que está invertido el fondo están fuera de balance. Preocúpese más de los activos en que invierte el fondo que del banco que lo comercializa, porque es donde está el riesgo.
  9. ¿Y cómo planificar la carga fiscal? Estamos en momentos en que ; temporalmente se nos ha dicho, los impuestos sobre el ahorro son altos. Usando activos que difieran el pago del impuesto (por ejemplo, fondos antes que depósitos) podemos esperar que lleguen mejores momentos. Es cierto que en este país, planificar con tanto cambio es difícil. Pero es necesario. Tener claro la liquidez que se va a necesitar, el plazo en que se debe poder liquidar un activo, el riesgo que se quiere asumir y la rentabilidad deseada. Y no esperar “duros a cuatro pesetas”. Quien da mas rentabilidad está dando más riesgo o menos liquidez.

Y para los lectores de nuestro blog, ya sabéis que cualquier pregunta podéis dirigirla a fmarin@choice.es

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.