Blog económico financiero de Grupo Choice

¿Conocemos Nuestras Condiciones Con Los Bancos?

¿Conocemos Nuestras Condiciones Con Los Bancos?

Dentro de poco se cumplirán tres años de la publicación de la Ley de Servicios de Pago, que es la transposición a la legislación española de la normativa SEPA. Muchas empresas solo recuerdan de esa Ley aquellos artículos que hablan sobre la posibilidad de devolver un recibo domiciliado hasta 8 semanas después del vencimiento. Y eso si se tiene la autorización de domiciliación por escrito, porque si no el plazo se va a 13 meses. Muchos tesoreros o responsables de administración ni siquiera se han leído la Ley completa. Y otros ya han olvidado la necesidad de disponer de esas autorizaciones escritas.

Pero la Ley tenía otros puntos que afectan a las empresas, y no solo en lo referente a medios de pago. Y son los referidos al concepto de los “contratos marco”, de los que habla el Título III.

La Ley plantea la total libertad en la relación entre empresas y entidades. Esto no es nada nuevo tras la liberalización que en su día, hace ya bastantes años, se dio en sistema bancario en España. Pero el matiz radica en que mientras antes las entidades estaban obligadas a  publicar sus máximas condiciones aplicables en WEB del Banco de España, esta Ley, y su desarrollo posterior en la Orden EHA/1608/2010 de 14 de Junio, y la EHA/2899/2011 de 28 de Octubre, eliminan esta transparencia en la información.

Mientras escribo entiendo que esto parece un “rollo jurídico”. Pero  el conocimiento de esta normativa es fundamental para un tesorero. Es como si un camionero no se leyera los cambios en el Código de Circulación. Es su mundo, es su área de actividad, y cualquier cambio le afecta y debe conocerlo y evaluarlo.

De hecho, si accedemos a la WEB del Banco de España (www.bde.es) en el apartado de tarifas de comisiones , donde antes todos los bancos debían publicar sus condiciones máximas , hoy solo aparece una página que indica que “ con la entrada en vigor de esta Orden (referido a la 2899/2011) que deroga la OM de 12 de Diciembre de 1989, desaparece la obligación que tenían las entidades de elaborar un folleto de tarifas de comisiones, condiciones y gastos repercutidos a clientes y registrarlo en el Banco de España, si bien no es descartable la posibilidad de que las entidades, libremente, mantengan dichos folletos, dando a las comisiones que contengan el carácter de máximas o un valor meramente informativo

Ya ciertas expresiones dan cierto temor :  “ …no es descartable la posibilidad…” “..libremente..” “…valor meramente informativo”. En una relación tan asimétrica como la que hay entre una entidad financiera y una empresa, y cuanto más PYME más desequilibrio, hablar de “libre acuerdo” puede ser peligroso (para alguna de las partes, claro).

Es más, antes el Servicio de Reclamaciones del banco de España tenía como norma clara que una comisión solo podía aplicarse si el servicio había sido solicitado previamente, si había sido efectivamente prestado y si estaba tarifado en las condiciones publicadas por la entidad en la WEB del Banco de España. Ahora la norma solo habla de las 2 primeras, porque la tercera, el precio “serán las que se fijen libremente entre dichas entidades y los clientes”. Y eso se dice en normas que se titulan “de transparencia y protección del cliente de servicios bancarios”. Debo reconocer que mi concepto de transparencia difiere del que tiene el legislador. Y el de protección, también.

Como uno no puede entender que pueda haber mala intención ( o supina ignorancia) en el legislador, me he atrevido con otro párrafo del art 3 de la EHA/2899/2011

2. Las entidades de crédito deberán poner a disposición de los clientes, debidamente actualizadas, las comisiones habitualmente percibidas por los servicios que prestan con mayor frecuencia, así como los gastos repercutidos en dichos servicios, todo ello en un formato unificado, conforme a los términos específicos que determinará el Banco de España.

Esta información incluirá, en todo caso, de manera sencilla y que facilite la comparación entre entidades, los conceptos que devengan comisión, la periodicidad con que se aplican y el importe de las mismas de manera desagregada por periodo en que se apliquen.

Esta información estará disponible en todos los establecimientos comerciales de las entidades de crédito, en sus páginas electrónicas y en la página electrónica del Banco de España, y deberá estar a disposición de los clientes, en cualquier momento y gratuitamente.

He ido a las WEB de todos los bancos con que opero. No  he encontrado esta información en ninguna. Me he ido a una oficina bancaria, y en alguna, en el tablón de anuncios, he visto un pequeño resumen de condiciones que ni con mucho cubre toda la casuística de una empresa en operativas de cobro y pago. Es decir, una nueva visión de la  “total transparencia”.

¿Y qué concluimos de todo esto? Que se hace ahora más necesario que nunca que los departamentos de tesorería preparen la ficha de condiciones bancarias que tienen establecidas con cada una de sus entidades.

En nuestros cursos de tesorería recalcamos la necesidad de esta ficha. Antes muchas compañías la obviaban, pues esperaban ir a los máximos, y poco más. Pero hoy esos “máximos“ o no existen o no se conocen.

Cualquier tesorero debe identificar sus operaciones habituales ( en cheques, transferencias, descuento, anticipos, traspasos,…) y pedirle al banco que le indique cuales son las condiciones de comisiones que le va a aplicar( porcentajes, máximos y mínimos y valoraciones). Un tesorero es un  comprador de servicios bancarios, y nadie , con un mínimo de responsabilidad, va a comprar algo sin saber qué precio le van a aplicar.

Así que ya tenemos una nueva tarea para la vuelta de vacaciones.

http://www.boe.es/boe/dias/2009/11/14/pdfs/BOE-A-2009-18118.pdf

http://www.boe.es/boe/dias/2010/06/18/pdfs/BOE-A-2010-9641.pdf

http://www.boe.es/boe/dias/2011/10/29/pdfs/BOE-A-2011-17015.pdf

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*