Blog económico financiero de Grupo Choice

HAY QUE VOLVER A HABLAR DE SEPA

Hace un año y medio, en la segunda mitad de 2013, todo el mundo hablaba de SEPA. Cursos, charlas, artículos, post, seminarios,…un no parar. Y aún así, muchos llegaron tarde (https://blog.choice.es/2014/02/llegar-pronto-es-tonteria-pero-llegar-tarde/  Y de enero tuvimos que pasar  a la fecha límite de 1 de agosto de 2014. Pero durante meses poco se ha hablado. Era un tema “amortizado”.

Bueno, por el BdE y sus estadísticas sobre medios de pago sabemos de la plena implantación de la normativa en cuanto a transferencias. Y que la Norma 19.14, para recibos de consumidores y empresas está totalmente operativa. Pero ¿Y de la Norma 19.44? ¿Es práctica habitual? Sabemos que en “relaciones asimétricas”, o sea cuando el vendedor puede imponer el medio de cobro, algunas grandes empresas lo aplican con sus pequeños clientes (la asimetría es fundamental). Pero no hay datos contrastables ni estadísticas más o menos oficiales. Y seguro que muchos empresarios han olvidado ya sus ventajas….y sus inconvenientes.

Pero SEPA planteaba ciertos temas que siguen vigentes, con límite el 1 de Febrero de 2016. Y para eso falta ya menos de 1 año.

Grupo Choice, como desarrollador e implantador de software financiero, ha sido invitado a colaborar con el grupo de trabajo que el Banco de España (Comité Nacional de Pagos) ha creado para el seguimiento actual de la implantación de SEPA y específicamente, a nivel empresarial, sobre el uso de los formatos de comunicación XML ISO20022. Y este interés del BdE está orientado a resolver los 3 temas pendientes.

¿Y qué queda pendiente?

Sin duda, el más relevante es el final de la exención temporal a los llamados “productos de nicho”: Los anticipos de crédito de la Norma 58, y las remesas de efectos de la Norma 32. Ni más ni menos, se acaba el descuento de efectos y recibos.

Sin duda, el descuento sigue siendo una línea de financiación muy relevante, sobre todo para las PYMES entendidas como Pequeñas y Microempresas. Una Mediana o Gran empresa tienen mayor facilidad para encontrar líneas de financiación (préstamo o pólizas de crédito), o líneas de financiación que tengan como colateral (como garantía adicional) facturas, derechos de cobro e incluso existencias (líneas multiuso, factoring o similares)

Pero muchas PYMES siguen dependiendo del descuento, sean meros recibos (Norma 58) o pagarés y efectos (Norma 32). Y eso se acaba.

¿Y cómo están reaccionando las empresas? Pues muchas ni la saben y para algunos está será la primera noticia. Y dentro de la empresa ¿Quién debe tomar las medidas para afrontar este cambio? Pues desde la Dirección Financiera y el tesorero, buscando líneas de financiación de circulante alternativas, hasta el Credit Manager, porque no es lo mismo controlar cobros por recibo (si hay un impagado, ya me avisará el banco) que hacer el seguimiento de cheques y transferencias https://blog.choice.es/?s=el+medio+de+cobro+no+es+neutral&searchsubmit=

¿Y cómo están reaccionando las entidades? Pues ya se ven algunos signos de cambio. Cada vez más aparecen las llamadas “líneas multiproducto”, que asignan un volumen de riesgo disponible como financiación de contratos y facturas, o como líneas de factoring más o menos estricto.

Así que, ante estos cambios, más de un área de la compañía se ha de poner en marcha

¿Y qué otros temas quedan? Uno afecta a los consumidores, y es la finalización del servicio gratuito de conversión del código CCC al código IBAN, para operaciones nacionales. Parece muy simple. Es un servicio que ya se está dando, pero que dejará de ser gratuito. ¿Cuántos usuarios saben dónde está la información de esos 4 elementos ESXY que completan el CCC? Esto puede ser una vía de “muchos pequeños cargos” que esperamos que las entidades, por sentido comercial, responsabilidad social y ética no apliquen

Y el último tema, ya a nivel empresarial, es que todas las comunicaciones con las entidades (los proveedores de servicios de pago que define la Ley de Servicios de Pago) se deberán hacer con formatos XML ISO20022. Esta obligatoriedad puede conllevar que las entidades obliguen al uso de determinadas herramientas de Banca Electrónica, a la que pondrán una tarifa más o menos alta, pues la obligatoriedad juega a su favor

Falta menos de 1 año. Tiempo hay. Sobre todo de ir planificando la cobertura de líneas financieras y de preparar los cambios tecnológicos.

Llegar tarde no parece lógico esta vez.

 

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*